Documento sin título
Logotipo Salamanca Patrimonio de la Humanidad
 
Ciudad de Salamanca
Historia de Salamanca

Personajes y Obras ilustres

• Antonio de Nebrija

Antonio Martínez de Cala es el más representativo de los humanistas españoles por su valiosísima labor filológica y lingüística. Nace en Lebrija (Sevilla) en 1441, estudia en Salamanca (1459-1464) y amplía su formación en Bolonia (1464-1470). En 1475 ocupa la cátedra de Gramática y retórica en Salamanca, lugar ideal para su proyecto de restaurar el estudio del latín partiendo de la genuina latinidad clásica. Renueva su enseñanza con una pedagogía basada en la sencillez y en la claridad, fruto de la cual serán sus Introducciones latinae. Escribe la primera gramática de una lengua vulgar: Gramática de la Lengua Castellana (1492). Desde 1499 es uno de los redactores de la Biblia políglota del cardenal Cisneros y el Rey le nombra su cronista.

Antonio de Nebrija

[Antonio de Nebrija]


 
• Francisco de Vitoria

Francisco de Vitoria nació en Burgos hacia 1480. Filósofo, teólogo y jurista dominico formado en Burgos y en París, ejerce como profesor de Teología en París y Valladolid y, desde 1526 hasta su muerte, en Salamanca donde es objeto de un enorme respeto y admiración por parte de los estudiantes. Se le considera uno de los fundadores del Derecho internacional. Sostiene que los diversos estados forman una comunidad universal que debe regirse por una “ley de naciones” (ius gentium), cuya autoridad emane del mundo entero. Expone sus ideas en sus Relectiones theologicae, entre las que destacan De indis (1539, a favor de la igualdad de derechos de indios y españoles), De iure belli (1539, principios del derecho de guerra y causas de la guerra justa). Sus ideas son demasiado avanzadas para su tiempo y las presiones en su contra hacen que el mismísimo Carlos V prohíba su enseñanza. La muerte le llegó en Salamanca en 1546.

Francisco de Vitoria

[Francisco de Vitoria]


 
• La Celestina

La Tragicomedia de Calisto y Melibea (su título definitivo, el de la edición ampliada de 1502) es quizá la obra cumbre de la literatura española después de El Quijote. La extraordinaria caracterización de un personaje, el de la vieja alcahueta Celestina (antigua prostituta, proxeneta, hechicera, astuta, manipuladora y muy egoísta, verdadero catalizador del destino desdichado de los otros actores del drama), hizo que ya desde muy pronto se llamase a la obra con su nombre, La Celestina. Tan popular se hizo que entró en la leyenda le buscó una ciudad concreta, dado que el texto no precisa el lugar de la acción. Como su autor, el bachiller en Leyes Fernando de Rojas, la escribió siendo estudiante en Salamanca, aquí tomó vida la literatura y se situó el antro donde Celestina hacía sus hechicerías, en el teso que ahora se llama Peña Celestina. Al huerto de la casa de Melibea, donde tenían lugar los tórridos encuentros de los amantes, una vez asentada la leyenda de una Celestina salmantina, se le adjudicó el lugar conocido hoy como Huerto de Calixto y Melibea.

Libro de La Celestina

[Libro de La Celestina]


 
• Santa Teresa de Jesús

Teresa de Cepeda y Ahumada, escritora mística y carmelita, nace en Gotarrendura (Ávila) en 1515. De familia adinerada, recibe poca instrucción formal, compensada por su inquieta y activa inteligencia. Dos libros, El libro de mi vida (1588) y El libro de las fundaciones (1610), y un abundante e interesante epistolario, reconstruyen las vicisitudes de su vida. En 1562 funda su primer convento de carmelitas descalzas y comienza una de sus obras más representativas: Camino de perfección (1562-1564). Publica Las moradas o El castillo interior, su obra más ambiciosa y elaborada. Su eficacia como escritora reside en su estilo “oral”, rico en metáforas y en giros populares, que comunica de forma directa e ingenua su doctrina y su experiencia. Santa (1622) y doctora de la iglesia (1970), funda uno de sus conventos (la séptima de sus diecisiete fundaciones) en Salamanca, donde reside en 1569-1570 (en la casa de Los Ovalle) y cuya universidad la nombra doctora honoris causa en 1922. La muerte la sorprendió en 1582 en la localidad salmantina de Alba de Tormes, lugar por el que mostró gran predilección.

Santa Teresa de Jess

[Santa Teresa de Jesús]


 
• Fray Luis de León

Fray Luis nació en Belmonte (Cuenca), en 1527. Humanista y escritor, agustino desde 1544, es apreciado sobre todo por su poesía en castellano, inspirada en los clásicos y renacentista por sus temas, estilo y métrica. Dentro de sus obras más conocidas están: De los nombres de Cristo o La Perfecta casada.   Licenciado en Teología (1560) por Salamanca, hombre justo y humilde, pero de espíritu combativo y rebelde, interviene en las controversias entre agustinos y dominicos y se le acusa de poner en duda la autoridad de la Vulgata y traducir el Cantar de los Cantares (filólogo riguroso, su formación lingüística le lleva a internarse en las fuentes textuales y valorar sus matices originales, algo muy peligroso en su época).  La Inquisición lo tiene preso en Valladolid (1572-1576), hasta que es exculpado y reintegrado en su cátedra, momento en el que pronuncia su famosa frase " Decíamos ayer…”.

Fray Luis de Len

[Fray Luis de León]


 
• San Juan De La Cruz

Durante sus años de estudiante en Salamanca residió en el desparecido convento carmelita que estaba ubicado en el Arroyo de Santo Domingo
Juan de Yepes vive su infancia en Medina del Campo. Carmelita desde 1663, estudia con los jesuitas y, posteriormente, en la Universidad de Salamanca (1564- 1568). El núcleo más perdurable de su obra se encuentra en tres poemas, escritos en liras, que fueron publicados después de su muerte: Noche oscura del alma (1618), Cántico espiritual (1627) y Llama de amor viva (1618), con sus respectivos comentarios, que presentan una versión razonada y doctrinal  de sus vivencias.

San Juan De La Cruz

[San Juan De La Cruz]


 
• Miguel de Cervantes

Miguel de Cervantes, nacido en Alcalá en 1547 y muerto en Madrid en 1616.  Creó un personaje mítico de la literatura universal, El Quijote (1605, 1615) que sienta las bases de la novela moderna.  Algunos investigadores creen que estudió en Salamanca el curso 1567-1568. Lo que sí es cierto es la especialísima relación literaria que Cervantes tiene con nuestra ciudad, la cual le debe una parte de su fama. En efecto, una de sus Novelas Ejemplares, El licenciado Vidriera, refleja el ambiente estudiantil salmantino de la época, y su entremés La cueva de Salamanca, que recupera el viejo tema medieval del estudiante nigromante, difundió universalmente la leyenda de la ciudad como centro de saberes ocultos

Miguel de Cervantes

[Miguel de Cervantes]


 
• Lazarillo de Tormes

Lázaro de Tormes es, junto a Celestina, don Quijote y don Juan, uno de los personajes universales de la literatura española. La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades (1554) inaugura el género picaresco, que tendrá un éxito enorme dentro y fuera de España y cuya influencia en la novela europea se extenderá al menos hasta el siglo XVIII.
El anónimo autor, buen conocedor de Salamanca, hace nacer a Lázaro en medio del río Tormes, en la aldea de Tejares, hoy barrio de la ciudad, y hace coincidir su partida de ella con su brutal iniciación a la vida, sirviéndose del conocido símbolo salmantino, el toro celtibérico que figura en el escudo de armas.

Estatua del Lazarillo de Tormes

[Estatua del Lazarillo de Tormes]


 
• Pedro Calderón de la Barca

Nacido y muerto en Madrid (1600-1681), Calderón de la Barca es el mejor dramaturgo del barroco español y el más popular en su época. La fama le llega a partir de 1623, y pasa de los corrales de comedias a encargarse del teatro de Palacio al morir Lope de Vega (1635). Caballero de la Orden de Santiago. Se ordena sacerdote (1651) y llega a capellán del Rey (1663). El honor  (El Alcalde de Zalamea, 1640), la autoridad real y la religión son sus grandes temas. También escribe piezas filosóficas (La vida es un sueño 1635), dramas históricos (El cisma de Inglaterra), comedias mitológicas (La estatua de Prometeo, 1670) y de enredo (La dama duende, 1629; Casa con dos puertas, mala es de guardar). 

Pedro Caldern de la Barca

[Pedro Calderón de la Barca]


 
• Diego de Torres Villarroel

Salamantino de nacimiento (1693), es uno de los personajes más atractivos y originales del siglo XVIII español, y su obra narrativa una de las más interesantes de esa época. Su Almanaque y pronósticos anuales, que publica anualmente  (1721- 1770), le dan una gran popularidad, no sólo en Salamanca, sino en toda España.  Su contenido fundamental son las predicciones astrológicas (algunas cumplidas, como la muerte de Luis I, el Motín de Esquilache o la Revolución Francesa). Pasa sus últimos años en Salamanca, en cuyo palacio de Monterrey muere en 1770.

Diego de Torres Villarroel

[Diego de Torres Villarroel]


 
• Juan Meléndez Valdés

Extremeño de nacimiento pese a sus apellidos asturianos (Ribera del fresno, Badajoz, 1754), Juan Meléndez Valdés es uno de los poetas más importantes del siglo XVIII español. Estudia Leyes y Humanidades en Salamanca, donde se licencia (1782) y doctora (1783). Durante esos años participa en reuniones poéticas (las “sabatinas”) que dan origen a la Escuela Poética Salmantina, de la que él será el miembro más representativo. 

Juan Melndez Valds

[Juan Meléndez Valdés]


 
• José de Espronceda

Nacido en la localidad de Almendralejo (Badajoz) en 1808, Espronceda es, junto con Larra, el escritor romántico español más significativo. Una precoz militancia liberal lo lleva al destierro en Guadalajara (1824).   Muerto Fernando VII (1833), regresa a Madrid y se adhiere al movimiento romántico.  Es autor de un largo y ambicioso poema, El estudiante de Salamanca, que aborda el tema de don Juan. Su protagonista, don Félix de Montemar, encarna la rebeldía romántica: arquetipo del estudiante vividor y pendenciero, es un ser cruel, impío y homicida que en una Salamanca nocturna, tópica y tenebrosa ve pasar su propio entierro, se casa con el esqueleto de Elvira, muerta por su abandono, y muere sin contrición.

Jos de Espronceda

[José de Espronceda]


 
• Miguel de Unamuno

El escritor y filósofo nace en Bilbao en 1864. Ensayista de estilo muy personal (En torno al casticismo, 1895), excelente novelista (Niebla, 1914), buen poeta (El Cristo de Velázquez, 1920), y dramaturgo (El otro, 1927), su gigantesca figura intelectual ocupa, junto a Ortega, el primer tercio del siglo XX español. Fue catedrático (1891) y rector  (1901-1914, 1934-1936) de la Universidad de Salamanca, ciudad con la que siempre mantuvo una relación muy personal y de la que fue activo concejal progresista (1917-1920).  En él, vida y obra se hallan indisolublemente asociadas. Debido a su oposición a la dictadura de Primo de Rivera, sufre destierro (1924- 1930) en Fuerteventura. Muere el 31 de diciembre, en un momento especialmente trágico de la historia española.

Miguel de Unamuno

[Miguel de Unamuno]


 
• Gonzalo Torrente Ballester

Nacido en Ferrol en 1910, se trata de uno de los mejores escritores españoles del siglo XX.  Su narrativa comienza siendo realista,  hasta la célebre trilogía Los gozos y las sombras (1957-1962). Su siguiente etapa es de experimentación narrativa, desde Don Juan (1963) hasta La saga/fuga de J.B. (1972), título clave de la novela contemporánea que inicia su trilogía fantástica (con Fragmentos de Apocalipsis, 1977, y La isla de los jacintos cortados, 1980), en la que la magia, el humor y la ironía se mezclan con la realidad. A edad avanzada le llegan el reconocimiento y los premios: el Nacional de Literatura (1981), el Príncipe de Asturias (1982), el Cervantes (1985) y otros muchos. Profesor de literatura hasta su jubilación en 1980 y miembro de la Real Academia desde 1975,  vivió en Salamanca hasta su muerte (1999), donde era un personaje querido y respetado.

Gonzalo Torrente Ballester

[Gonzalo Torrente Ballester]


 
• Carmen Martín Gaite

Salmantina de nacimiento (1925), vivió hasta su época universitaria en la Plaza de los Bandos de la ciudad, en una casa hoy desaparecida. A este lugar hace referencia en su primera novela, Entre visillos. Y actualmente en esa plaza un busto recuerda su presencia.
Escritora de tono intimista e introspectivo, ha captado los deseos y traumas de la sociedad española a lo largo de medio siglo. Su narrativa se preocupa por el tema de la inserción afectiva y humana de la persona en la colectividad,  como en su obra  El cuarto de atrás, 1978. Entre otros premios recibió el Premio Nacional de Literatura, el Príncipe de Asturias (1988), y el Nacional de las Letras (1994). En Madrid formó parte del importante grupo de escritores de los años cincuenta. Allí murió en 2000.

Carmen Martn Gaite

[Carmen Martín Gaite]